Ganar tiempo y usarlo eficientemente: el secreto de los gerentes más exitosos

Administración del tiempo

¿Has intentado romper una nuez o manipular alambre utilizando solo tus manos? Se puede, pero requiere de más esfuerzo que si usaras la herramienta adecuada. Un rompenueces, un alicates y, en general, las herramientas que usamos los humanos, son prueba de que aplicando incluso una fuerza menor, pero eficientemente administrada, consigues mejores resultados.

Esforzarse hasta el cansancio no es la solución a todos los problemas. Jugártela por tus metas está bien, pero el verdadero secreto para alcanzar el éxito es realizar un trabajo preciso y eficiente, justo donde y como se necesita.

Así ocurre también para un gerente que dirige un equipo de ventas, para quien muchas veces es más efectivo abandonar malas prácticas que aprender e incorporar nuevas. Hacer el esfuerzo correcto, en este caso, sería preguntarse: ¿qué debería dejar de hacer?

Si dedicas el 95% de tu tiempo a actividades que no se relacionan con lo que más te interesa conseguir, y solo un mísero 5% a ello, ¿no sería bueno cambiar esa estrategia?

Tal vez piensas: “Pero mis actividades son importantes. No puedo simplemente dejar de hacerlas para dedicarme de lleno a conseguir mi meta”. Y es cierto. Sin embargo, también es cierto que probablemente sea el momento de delegar en otros todo aquello que es meramente administrativo, por ejemplo, y de ese modo generar ese tiempo que necesitas para enfocarte en tu propósito.

Efectos del cambio

Este cambio se va a notar rápidamente y tendrá efectos secundarios, como salir de la zona de confort propia, o exigirles a tus colaboradores que abandonen la suya, con el fin de administrar las tareas de esta nueva manera. No será fácil, pero valdrá la pena.

Cualquier mejora que implique cambios va a generar reclamos, así que tendrás que lidiar con ellos. A nadie le agrada salir de su zona de confort. Prepárate para ese escenario.

Tendrás que enfrentar a saboteadores. Puede ser una respuesta natural de aquellos que no se sientan a gusto con tu cambio de rutina. Pero, ojo, también podrías intentar sabotearte a ti mismo.

Aprendizajes necesarios

Una vez que lo consigues, el punto más importante se vuelve aprender a manejar eficientemente tu tiempo libre. Ya que este cambio de rutina te liberará y te dará un tiempo que antes no tenías, deberás usarlo realmente en tu meta. Es muy sencillo tentarse y desperdiciarlo en actividades que no aportan al objetivo.

Por eso también deberás aprender a manejar el sentimiento de culpa de tener tiempo libre. Estar desocupado nos podría hacer necesitar estar ocupado. Y podrías ocuparte en cualquier cosa por tratar de lidiar con este sentimiento. No caigas en ese juego. Enfócate en lo esencial.

 

shadow-ornament

Recibe información privilegiada en tu correo

Regístrate en el newsletter

arrow

[grwebform url="https://app.getresponse.com/view_webform_v2.js?u=IOrK&webforms_id=14158602" css="on" center="off" center_margin="200"/]

Envíanos tus comentarios